Visitantes

jueves, 12 de octubre de 2017

Cardota, cardo cuajaleches – Galactites tomentosa



   A primera vista, los cardos quizás no resulten tan llamativos como otras plantas pues en ocasiones son un tanto molestos debido a sus consistentes espinas que aparecen en todas sus hojas. Si nos acercamos con cuidado para examinarlos veremos que muchos presentan flores vistosas y hojas con una estructura y coloración diferente.



   Como ya he anotado en el análisis de otras plantas, en la región asturiana existe una dilatada diversidad de cardos, y en algunos casos resulta complejo identificarlos correctamente. En este caso la cardota es uno de los más sencillos y vistosos, con inflorescencias que guardan gran parecido a la ´centaurea`, de ahí le viene el nombre popular de ´centaurea lechosa`.



   Se trata de una planta herbácea con tallos rectos y ramificados, sobre todo en la parte superior, cubiertos por una especie de fieltro blanco y que puede alcanzar el metro de altura. En su nombre científico, la palabra´tomentosa` significa densamente cubierto de pelos cortos, haciendo referencia a sus tallos y al envés de las hojas.



   Sus hojas verdes, largas y lanceoladas, con nervios blancos, están divididas en segmentos espinosos; y con el envés blanquecino y cubierto de pelos. Los márgenes presentan fuertes espinas.



   Las flores son de color rosa violáceo, en ocasiones blanquecinas, que se  reúnen en inflorescencias solitarias bastante grandes en la parte superior de los tallos. Rodeadas por un envoltorio protector de escamas espinosas, formando un conjunto muy llamativo en las distintas fases de la floración.



   Florece entre abril-mayo hasta septiembre. Prefiere lugares soleados y los solemos encontrar en lugares de desecho, bordes de caminos, escombreras, terrenos sin cultivar, …..




martes, 26 de septiembre de 2017

Salicaria, frailecillo - Lythrum salicaria



      Curiosamente en Estados Unidos está considerada como una planta invasora peligrosa, pues un ejemplar es capaz de producir muchísimas y diminutas semillas que el viento disemina con facilidad. Sin embargo en Europa al ser una planta autóctona su comportamiento es natural y no suele generar problemas. Si es cierto que crece y se cultiva con facilidad.



   Desde nuestra situación, se trata de una planta muy abundante en Asturias, sobre todo en lugares húmedos y cercana a ríos, estanques, regatos, …….. también la encontramos en prados, pedregales y cunetas.



   Posee un fuerte rizoma del que brotan los tallos, que renueva anualmente, vigorosos y derechos que pueden superar el metro de altura, y con hojas opuestas, lanceoladas y que carecen de peciolo, como las de algunos sauces, lo que justifica su nombre específico.



   Las flores tiene 6 pétalos alargados de color rojo violeta, el nervio central más vivo; y 12 estambres, de ellos seis exceden el borde de la corola. Estas flores forman llamativas inflorescencias con una densa y larga espiga terminal. Florecen desde junio hasta septiembre. El fruto es una diminuta cápsula con cuantiosas semillas.



   Las flores de las salicarias poseen gran cantidad de taninos por lo que poseen propiedades medicinales como astringente, antidiarreico, antibacteriano y sedante. También se ha utilizado para enfermedades de la piel, para combatir la conjuntivitis, para detener las hemorragias nasales, ………..



   Una vez más indicar que antes de usar la medicina natural es imprescindible consultar al médico para evitar efectos adversos, aunque la planta no tenga ingredientes tóxicos. La automedicación puede resultar muy peligrosa para la salud, incluso con plantas.





martes, 5 de septiembre de 2017

Correhuela menor, campanillas – Convolvulus arvensis



   Muy frecuente en toda Asturias, se encuentra por toda la Península Ibérica y Europa. En algunos lugares se considera una mala hierba incómoda, tiene una gran capacidad para extenderse y en ocasiones envuelve a otras plantas hasta ahogarlas. Precisamente el nombre genérico “convolvulus” procede del latín “convolvere” y significa enredar o enrollar.



   Como todas las trepadoras, la corrigüela necesita a las plantas cercanas para utilizarlas como soporte o apoyo y así alcanzar las partes más altas. Posee tallos muy ramificados que alcanzan los dos metros de longitud. De sus delgados, débiles y angulosos tallos salen numerosas flores separadas, pequeñas y con largo peciolo.



   Es una planta vivaz, se repone cada año a partir de sus duras raíces, muy extendidas y profundas. Pequeños pedazos de raíz son capaces de originar nuevas plantas. Efectivamente, se desarrollan con mucha facilidad.



   Las flores nacen de las axilas de las hojas, solitarias y algunas veces de dos en dos, con forma de embudo. El cáliz presenta cinco dientes y la corola es de color blanco, en ocasiones con diferentes tonos rosáceos, sobre todo en los bordes.



   Esta corrigüela genera numerosas flores que adornan bordes de caminos, setos, zonas de pradería, tapias, muros, verjas y lugares de todo tipo. Prefiere lugares soleados. Florece desde mayo hasta octubre-noviembre, en algunos lugares todo el año.



   Se utiliza como remedio natural para prevenir o reducir el estreñimiento ocasional, aunque es poco conocida popularmente por sus interesantes propiedades purgantes. Se toma en infusión utilizando las hojas y raíces machacadas.



   A veces convive con la correhuela mayor – Calystegia sepium, y podemos confundirlas, …. o nos entra la duda. Desde el punto de vista botánico existen algunas diferencias, pero buscando un enfoque didáctico y fácil, ……. las imágenes son de gran ayuda para una correcta identificación.




miércoles, 30 de agosto de 2017

Dulcamara, uvas del diablo - Solanum dulcamara



   En nuestra rica naturaleza tenemos plantas engañosas y por consiguiente peligrosas. Exploradores y aventureros, ¡¡Mucho cuidado!! La dulcamara, de bonitas y vistosas flores, es una de ellas pues contiene sustancias venenosas en toda la planta.



   Por otro lado, en sentido opuesto, ha sido utilizada desde tiempos antiguos como planta medicinal con diversas propiedades curativas. ¡Debido a su alta toxicidad no se deben realizar preparativos caseros con la dulcamara!



   Posee largos tallos rastreros o trepadores que pueden llegar a los dos metros de longitud, cubiertos de hojas alternas y variables, la mayoría ovaladas o lanceoladas, con largos peciolos.



   Las flores se reúnen en inflorescencias colgantes y están formadas por cinco pétalos de color azul-violeta, que contrastan con sus llamativas anteras de color amarillo. Muchas veces encontramos flores y frutos a la vez.



   Crece en matorrales húmedos, orillas de riachuelos, herbazales, zanjas, ……. en suelos húmedos, habitualmente pedregosos y/o arenosos. Prefiere la penumbra. Florece desde junio hasta agosto-septiembre.



   Como sucede con otras plantas venenosas, la dulcamara ha sido utilizada como remedio aprovechando sus cualidades depurativas y diuréticas en problemas de circulación, obesidad debido a la acumulación de líquidos, piedras en el riñón, reumatismos, ……. también se usa contra la fiebre, neumonía, bronquitis crónica, ……



   Externamente se emplean baños y compresas para curar dermatosis, eccemas, úlceras, verrugas y otras alteraciones de la piel. Para este uso medicinal se recolectan los tallos más jóvenes y tiernos. 


   Debido a sus propiedades curativas, toxicidad y otras características tiene una extensa listas de nombres populares, en distintas zonas o regiones: matagallinas, amargamiel, uvas del diablo, emborrachadora, dulciamarga, …….